Hazlo por ti. Hazlo por ellos.


En más de 10 años, Paqui ha visto cosas que no creeríamos. Cosas que harían palidecer al más valiente. Sin que sepa muy bien cómo, a su trabajo llegan cada día objetos que, sinceramente, no deberían acabar en un contenedor: un colchón (y su somier) o una escopeta. Una calavera (¿?) o las joyas de la familia. Pero… ¿Por qué le hacemos esto a nuestros propios vecinos?

Paqui, Emilio y María viven en Valladolid. Trabajan en Valladolid. Y, cada día, ven como gran parte de la basura que tiramos en nuestras casas llega mezclada. ¿Y si les ayudamos con un simple gesto?

Fácil. Sencillo. Beneficioso.


María nos lo dice muy claro: bastaría con separar bien, en casa, la comida del resto de elementos que tiramos a la basura. Y luego, tirarlo al contenedor adecuado, claro. Y si no sabes cual, sigue leyendo.

Orgánico

La comida, la cena o la merienda. Todas las sobras de nuestros platos van a este contenedor. Ocupan poco y, además, nos ayudan a hacer compost que sirve para abonar los campos de los alrededores de Valladolid.

Inorgánico

Los envases de plástico, los bricks, las latas de bebidas y conservas o los platos de aluminio de comidas preparadas son los elementos perfectos para este contenedor. Y, también, cómo no, los botes de champú, el desodorante o el siempre útil film transparente.

Vidrio

Este lo tenemos claro: las botellas de vidrio (de vino o agua, por ejemplo) o los tarros de conservas y mermeladas irían en este contenedor. Pero cuidado, un cristal no es un vidrio. El vidrio y el cristal son materiales diferentes y, por tanto, ser reciclan diferente.

Papel

Piensa en las cajas de galletas o las de zapatos. O todo el papel que utilizarás para envolver tus regalos esta Navidad. El contenedor azul es uno de los que más y mejor utilizamos pero… ¡Aún podemos hacerlo mejor!

Aceite

Una de las cosas que más utilizamos en nuestro día a día es el aceite para cocinar. Esa joya de la corona a la que, muchas veces damos varios usos. Pero, cuando se acaba, es el momento de dejarla en el contenedor naranja. O, por qué no, llevarla a un Punto Limpio.

Punto Limpio

El lugar perfecto para todo. En los Puntos Limpios que hay en Valladolid puedes llevar todos tus residuos y sobretodo, aquellos elementos voluminosos como colchones, somieres o los muebles y electrodomésticos que ya no quieres. Y no te preocupes, si nos llamas, vamos a buscarlos.

Una ciudad más limpia. Una ciudad mejor.


Sólo con esto, valdría. Por que, como dice Emilio, si no fuera por ellos, muchas veces nos llegaría la basura hasta los tejados. Y eso no es bueno para nadie y, a la vez, dice muy poco de nosotros, los vallisoletanos.

Por eso, queremos ponértelo fácil:

Un nuevo buscador para que separes mejor que nunca.


La mayoría de las veces, cuando separamos mal, es por dos razones: o es pura pereza (y eso no está bien) o es por que tenemos dudas de dónde va eso que queremos reciclar. Como contra la pereza no podemos luchar, hemos creado este buscador web en el que iremos incluyendo todas las cosas que se nos ocurran para que puedas encontrar el lugar exacto para cada residuo.

¡Descúbrelo!

Separa. Recicla. Construye.


¡Comparte esta historia! Ayuda a Emilio, a Paqui y a María y haz que nuestra ciudad sea, cada día, un poquito mejor.


Echa un vistazo a nuestro blog y descubre toda la información que necesitas para convertir Valladolid en una ciudad limpia y… ¡Recicladora!

¡Visita nuestro blog!